Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

Podología en hospitales

¿Tienes un problema? Ponte en contacto con nosotros y pide presupuesto sin compromiso

Contacto

Podología en hospitales

A pesar de que numerosas voces autorizadas lo piden, todavía hoy no disponemos de podología en hospitales del Sistema Nacional de Salud, es decir, en el SNS.

Sea como fuere, cada día está más cerca el hecho de que los podólogos comiencen a formar parte de este sistema sanitario, pues no cabe duda de que es una necesidad clara y clave a la que nuestra salud pública debe dar respuesta.

En cualquier caso, actualmente son las clínicas podológicas de ámbito privado las que se encargan de dar servicio a las personas que requieren de ayuda cuando sienten molestias y patologías relacionadas con los pies.

Cuándo habrá podología en hospitales

De momento, no se puede dar una fecha concreta, pero sí está claro que no tardará, pues ya en 2021 se registró una PNL, es decir, una Proposición no de Ley, lanzada por PSOE, PP y Grupo Plural, instando al CISNS, es decir, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, para que los profesionales de la podología se puedan incorporar, ofreciendo diversos servicios.

¿Qué necesidades se cubrirán?

¿Para qué y para quién habrá podólogos en los hospitales? Encontramos muy diversas opciones, pero será cuando ya al fin se apruebe la incorporación de los profesionales a las instituciones públicas. Entre los más destacados encontramos:

  • Atención primaria: es la primera barrera. Aquí el profesional diagnosticará, prevendrá y hará todo cuanto sea necesario para realizar una exploración previa de los problemas antes de que tenga que pasar al especialista si fuera el caso.
  • Atención especializada: siempre que el caso exija un tratamiento especializado, el paciente pasará a manos de podólogos especializados en diversos campos para tratar la problemática suscitada.
  • Pie geriátrico: a medida que avanzamos en edad, los pies requieren de unos cuidados específicos que aportará el profesional del pie geriátrico, es decir, el especializado en el pie de las personas más mayores.
  • Pie infantil: la etapa del crecimiento del ser humano es vital para el cuidado de los pies. Aquí es cuando hay que diagnosticar y prevenir cualquier dolencia que pueda aparecer y que, de cara al futuro, pudiera provocar malestar, dolores o trastornos diversos en otras partes del cuerpo o en los propios pies.
  • Pie diabético: una dolencia peligrosa que puede acabar con la amputación del pie. Y es que, las personas que sufren diabetes, en muchos casos ven cómo esta enfermedad y los problemas que lleva asociados se extienden hasta los pies pudiendo provocar trastornos realmente graves.

Un 70% de las dolencias en los pies podrían ser tratadas por podólogos en los hospitales en AP

A tenor de los datos actuales, se estima que sobre el 70% de las dolencias que aquejan al pie se podrían tratar en los hospitales y centros médicos. De hecho, todos esos casos se solucionarían directamente en Atención Primaria, sin tener que llegar a planta, pues se podrían ver, diagnosticar y tratar de forma previa.

Es más, los datos que se tienen también estiman que el 40% de las lesiones provocadas por la diabetes en el pie se evitarían de forma fácil con un tratamiento precoz y una diagnosis previa cogida a tiempo.

A partir de ahí, se estima de igual manera que sobre el 80% de los problemas surgidos por el pie geriátrico también podrían solucionarse con las consultas de podología en hospitales y centros de salud con una serie de visitas periódicas que los profesionales solucionarían entre Atención Primaria y las urgencias o consultas.

La podología en hospitales es beneficio para todos

Por todo ello se sabe que si se incorpora la asistencia podológica a los centros de salud se van a reducir de forma sensible las complicaciones médicas y quirúrgicas que atañen a los pacientes en general.

Además, la mayor parte de problemas se solucionarán en Atención Primaria, sin que se tenga que llegar a convertir en afecciones más graves en el futuro, tan preocupantes como las gangrenas y las amputaciones.

No obstante, todavía queda un largo camino por avanzar hasta que encontremos podología en los hospitales públicos que puedan ayudar a un ahorro económico significativo porque los problemas podológicos se solventarán antes de que se enquisten y sean crónicos o graves en exceso.

Mientras tanto, recuerda que debes acudir a tu clínica podológica de forma periódica. Así lograrás mantener tus pies en buen estado sin que nada se convierta en grave. Especial cuidado han de tener los pacientes de pie geriátrico, pie diabético y de niños con los pies en pleno proceso de desarrollo. Suelen ser los casos más delicados que requieren de más atención por parte de los profesionales de nuestro centro de salud.

Sea como fuere, ahora que sabes cuándo acudir a la clínica podológica, recuerda que nos puedes contactar para resolver cualquier duda que te asalte. Nuestro equipo experto encontrará la mejor solución a tu caso concreto.

CLINICA PODOLOGICA HERMOSILLA PODOGRANDECalle de Hermosilla, 108

28009 Madrid

www.podogrande.com