Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

¿La podología es medicina?

¿Tienes un problema? Ponte en contacto con nosotros y pide presupuesto sin compromiso

Contacto

¿La podología es medicina?

Es curioso, pero todavía hay quien se pregunta si la podología es medicina. Así que, por nuestra parte, vamos a tratar de arrojar algo de luz al tema a través de este completo artículo en el que hablaremos largo y tendido por esta práctica.

Respondemos a la cuestión: ¿La podología es medicina?

Vamos directos al grano. En efecto, la podología es medicina. Es decir, es una rama de la medicina que requiere estudios universitarios superiores relacionados con el campo sanitario, y que incluso implica a sus profesionales a hacer cirugías de mayor o menor importancia, por lo que queda claro que sí, que es medicina sin lugar a dudas.

Qué es la podología

En cualquier caso, para que no queden cuestiones sin responder, expliquemos en qué consiste la podología, de forma que todo el mundo sepa a qué nos referimos cuando hablamos de este campo extenso y apasionante.

Entendemos la podología como una rama médica cuya labor es el análisis, el diagnóstico y el tratamiento de las afecciones, padecimientos, enfermedades y problemas que se refieren a los pies.

Dicho esto, el podólogo es el que trata diferentes afecciones de los pies, incluso pequeñas cirugías, aunque no así las más complejas, que ya son labor de los médicos especialistas y los cirujanos especializados en traumatología, por ejemplo.

No obstante, el podólogo es el experto de la medicina que cuenta con un amplio conocimiento en todo lo que se relaciona con la salud de las extremidades inferiores del cuerpo humano.

Además, dentro del campo de la podología, encontramos diversas especialidades que vamos a ir conociendo a continuación. Comenzamos.

Podología pediátrica

Es muy importante, ya que, durante la fase del desarrollo músculo-esquelético del cuerpo humano, hemos de estar atentos a posibles problemas que se encuentren, y que hay que solucionar cuanto antes para que no se enquisten y se conviertan en un problema de salud grave en la edad adulta.

Así pues, en esta fase es cuando el podólogo hace un estudio de la pisada y descubre qué tratamientos y aplicaciones hay que poner en juego para un correcto desarrollo del tren inferior del cuerpo del niño. Para ello, se pueden indicar el uso de zapatos específicos, de plantillas, ejercicios, medicaciones y un largo etcétera que puede incluir alguna cirugía.

De manera común, es habitual tratar ciertos problemas en los niños. Por ejemplo, los pies planos, el mal posicionamiento de los dedos, las uñas que se entierran en la piel, el dolor de talón, el pie hacia adentro, el caminar con la punta del pie, el pie cavo y otras habituales en esta especialidad.

Podología deportiva

También cobra especial importancia el mundillo de la podología dentro del sector del deporte. Es lógico, dado que prácticamente todos los deportes que existen requieren del uso fortalecido del tren inferior del cuerpo humano en general, y de los pies en concreto.

Dentro de la podología deportiva, los profesionales se encargan de la prevención de lesiones y, si aparecen, del tratamiento y la recuperación. Tanto en cuestión de lesiones como en diagnóstico, estudio de la pisada, diseño de plantillas, recomendación de calzado, manejo biomecánico del pie, etc., los podólogos suelen ser parte de un equipo multidisciplinar que diseña las mejores opciones para cada deportista, en especial, si hablamos de la élite, cuando hay que tener en cuenta cada detalle para optimizar el rendimiento del profesional.

Sea como fuere, profesional o no, si una persona hace deporte de manera común y habitual, conviene que no deje sus visitas periódicas al podólogo para asegurar que todo sigue como debe y que está en plena forma para practicar la actividad en la que esté especializada.

Los tratamientos podológicos

Como expertos en podología, estos son los tratamientos más habituales de los que solemos dotar a nuestros pacientes, clientes y amigos:

  • Quiropedias: limado de uñas, eliminación de callos, etc.
  • Onicocriptosis: conocido popularmente como uñas encarnadas, es un problema habitual que se soluciona con relativa facilidad.
  • Onicomicosis: una infección que se desarrolla por la aparición de hongos en las uñas.
  • Papilomas: verrugas que aparecen merced al virus del papiloma humano.
  • Juanetes: aparecen sobre todo en los pies de las mujeres, y suelen estar ocasionados por el uso de zapatos indebidos, en especial en la zona de los tacones.

Recuerda, la podología es medicina y, de hecho, los profesionales usamos un gran número de instrumentos, conocimientos y equipos para hacer nuestro trabajo. Ahora, si quieres contar con una clínica podológica experta y con notable experiencia, no dudes en contactarnos y ponerte en nuestras sabias manos para que encontremos la mejor solución a tu caso.

Sea como fuere, ahora que sabes cuándo acudir a la clínica podológica, recuerda que nos puedes contactar para resolver cualquier duda que te asalte. Nuestro equipo experto encontrará la mejor solución a tu caso concreto.