Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

El podólogo hace la pedicura

¿Tienes un problema? Ponte en contacto con nosotros y pide presupuesto sin compromiso

Contacto

El podólogo hace la pedicura

Hay mucha gente que confunde las verdaderas labores de los profesionales sanitarios. Por eso, en este artículo queremos comentar si el podólogo hace la pedicura y aclarar qué puede o no puede hacer el experto en pies, y qué hacen las personas que se encargan de otros procesos estéticos.

Dado que en nuestro blog se pueden encontrar numerosas entradas dedicadas a la labor de los podólogos, y que nuestro lector podrá consultar y ver cuando desee, consideramos en este caso más interesante comenzar con el asunto de la pedicura. ¿Qué es y quién la puede proporcionar?

La pedicura: ¿qué es?

La pedicura es un tratamiento meramente estético. Es decir, es una fórmula utilizada para mejorar el pie desde un punto de vista externo, que en realidad no cuida de la salud del mismo, tan solo se centra en su belleza de cara a otras personas o al mismo individuo que se lo hace.

Es decir, cuando alguien se aplica un tratamiento de pedicura, esté mejorando la estética de sus pies y de sus uñas, con lo que se hacen diversos procesos como limados superficiales, eliminación de pieles muertas, etc.

También se incluye el uso de productos de belleza. Es decir, se pueden pintar las uñas con esmaltes específicos, se añaden cremas hidratantes y se hace todo lo necesario para que esta parte del cuerpo quede perfecta y preciosa.

Respondemos a la pregunta: ¿El podólogo hace la pedicura?

En breve hablaremos de las funciones del podólogo, pero en lo que respecta a la pregunta que encabeza este artículo, vamos a dar la respuesta ya. Y es que no, el podólogo no hace la pedicura.

Puede ser que en alguna clínica podológica cuenten con un departamento especial de pedicura y embellecimiento cutáneo, y quizás sean podólogos expertos quienes también se hayan formado y la hagan. Pero nosotros no tenemos constancia de tal hecho, así que, hasta donde sabemos, no se hace.

Y es que hay que diferenciar entre un profesional del cuidado integral del pie, que es el podólogo, quien vela por su estado de salud y bienestar, y un profesional esteticista, cuyos tratamientos quedan en la superficie, en el embellecimiento, pero no en el tratamiento y cuidado del pie y de la pisada.

Entonces, ¿qué hace el podólogo?

Dicho esto, veamos qué es lo que hace el podólogo. Así pues, en este punto, hemos de diferenciar entre pie sano y pie bonito. Como ya hemos comentado, el primero es cosa de la podología, el segundo, de la pedicura.

El podólogo es el profesional que vela por la salud y bienestar de nuestros pies. Es decir, ayuda a que tengamos esta extremidad siempre a punto, estudia la pisada y trata cualquier problema que pudiera surgir.

Por ejemplo, si tenemos callos, si aparece algún hongo, si sufrimos un papiloma, si tenemos dolor al caminar, si nuestra forma de andar no es adecuada, si no aguantamos el peso sobre nuestros pies y eso afecta a nuestras rodillas, cadera y columna vertebral…

Hay una gran variedad de procedimientos terapéuticos que el podólogo aplica, y que son necesarios para que tengamos una buena salud en el pie, pues es una zona de nuestro organismo con numerosas terminaciones nerviosas que afectarán al resto del cuerpo.

Llamado quiropodia, aunque es una fórmula limitada en referencia a todo lo que hace el podólogo, es el profesional que, en definitiva, previene, diagnostica y trata todo problema que se relacione con los pies y con las uñas de la zona, que se pueden encarnar, por ejemplo.

Además, dentro de su labor de prevención, también los podólogos se encargan de analizar la pisada y la planta del pie para preparar plantillas y ortesis adecuadas de manera que nuestro pie no se deforme y tenga la forma adecuada y saludable que necesita todo ser humano.

Así pues, observamos que hay podólogos especializados en el desarrollo del pie, en la podología deportiva, etc. Y, además, trabajan en campos como el tratamiento de enfermedades como el pie diabético, la fascitis plantar, los hongos, los helomas, la hiperqueratosis… Y un largo etcétera de trastornos y afecciones que afectan a esta parte del organismo humano tan particular.

La pedicura y la podología no son lo mismo

Consideramos que ha quedado bastante claro que pedicura y podología no son lo mismo. Sin intención de quitar mérito a ninguno de ambos campos, podemos decir que cada uno tiene sus especialistas profesionalizados y con ello hay que contar.

Recuerda, el podólogo no hace la pedicura. Ahora bien, si necesitas ayuda especializada, nos puedes contactar. En nuestra clínica contamos con los mejores profesionales para el cuidado de tus pies.

Sea como fuere, ahora que sabes cuándo acudir a la clínica podológica, recuerda que nos puedes contactar para resolver cualquier duda que te asalte. Nuestro equipo experto encontrará la mejor solución a tu caso concreto.