Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

El pie en el deporte

¿Tienes un problema? Ponte en contacto con nosotros y pide presupuesto sin compromiso

Contacto

El pie en el deporte

El pie en el deporte es una estructura básica y una unión clave que, si no está en forma, podría provocar una pérdida de eficiencia. Es decir, es importante, tanto que, si no está en forma, no hay deporte que valga.

Descubre la importancia del pie en el deporte

El pie es una compleja estructura formada por decenas de huesos, articulaciones y tendones. Muchas terminaciones nerviosas empiezan aquí, de ahí que de la planta del pie se obtenga notable información sobre el terreno que se pisa.

Como ya puedes imaginar, una estructura como el pie es una parte del cuerpo pensada para el movimiento. De ahí que tenga capacidad notable para adaptarse a todos los terrenos y para amortiguar la pisada para que el resto del organismo sufra menos cada impacto posible.

La función del pie

Aunque aquí nos ocupa el tema del deporte, merece la pena recordar la importancia del bienestar de los pies para todo. Es decir, un buen cuidado de los mismos impide que tengamos problemas en cadera, espalda, etc. Para ello, hace falta tener una pisada firme, una forma de caminar adecuada y unas extremidades siempre en forma.

No podemos olvidar que la carga de todo el cuerpo se proyecta sobre el pie. Es decir, en prácticamente todos los deportes, también al caminar, todo cae sobre esta extremidad, que va a soportar un peso y un trabajo muy elevado.

Pensemos en una carrera continua. Cada poco tiempo estamos apoyando el pie, provocando que cuatro veces el peso de nuestro cuerpo recaiga sobre estas dos extremidades.

Esto quiere decir que hay un desgaste notable en nuestros pies. Pensemos ahora en una carrera larga, por ejemplo, una media maratón. Sin duda, durante más de 20 kilómetros, nuestros pies han soportado no una ni dos, varias toneladas de carga.

El pie y sus funciones

El pie, como complejo entramado de músculos, ligamentos, articulaciones y tendones, debe funcionar bien para actuar como amortiguador. En el deporte es especialmente importante, pues al correr o saltar, por ejemplo, es necesario que actúe como primera barrera ante el medio natural para evitar que se dañen otras estructuras del organismo humano.

Por todo ello, y especialmente en el deporte, cualquier defecto en la pisada puede tener consecuencias inmediatas. Por ejemplo, que haya menor capacidad de amortiguación en pisadas y saltos. Este detalle provocará sobrecargas en otras zonas del cuerpo, como las rodillas o las caderas.

Y, obviamente, no podemos obviar que una mala pisada también será origen de muchas lesiones. Si una persona deportista sufre constantes problemas para desarrollar su pasión o su profesión, habrá una cantidad de inconvenientes notables.

Los músculos que se originan en el pie

Un buen número de músculos importantes para la práctica del deporte se originan en los pies. De ahí que sean tan básicos para hacer cualquier actividad física.

Por eso conviene poner un ejemplo. En el movimiento de pronación, cuando aplanamos el pie, podemos observar que se produce un aumento que genera una posible sobrecarga en la cara externa de la rodilla. Así pues, aunque la lesión se pueda originar en los pies, es muy posible que las molestias se ubiquen en las rodillas, y todo esto lo sabe un podólogo profesional especializado en deportes.

El estudio biomecánico de la marcha

Todo experto en podología comenzará su trabajo con un estudio biomecánico de la marcha para analizar las costumbres y vicios del deportista. Aquí es cuando se ve la pisada y todo cuanto hace el individuo.

Partiendo de este estudio biomecánico, se puede perfeccionar el paso, la carrera, la marcha y todo tipo de gestos deportivos para que se optimicen y se maximicen las posibilidades del atleta.

En la actualidad, además, se cuenta con un buen número de adelantos tecnológicos que facilitan tener todos los medios necesarios para realizar estudios muy pormenorizados que den información excelente para trabajar en este campo.

Hoy en día, con los atletas hay que estudiar cada detalle, por ejemplo, los gestos al correr, igual que el comportamiento del pie dentro de un calzado deportivo y sobre un terreno de juego. Todo ello aporta información clave para la prevención de lesiones y para acortar los tiempos si estas aparecen.

Es obvio que el pie en el deporte es un elemento vital, que se debe cuidar con mimo para obtener la máxima eficiencia en todos los aspectos. De ahí que un podólogo profesional y especializado en este campo sea una herramienta clave para perfeccionar y optimizar los resultados. Así que, si quieres nuestra ayuda, no dudes y contáctanos. Hoy mejor que mañana.

Sea como fuere, ahora que sabes cuándo acudir a la clínica podológica, recuerda que nos puedes contactar para resolver cualquier duda que te asalte. Nuestro equipo experto encontrará la mejor solución a tu caso concreto.