Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

7 motivos por los que acudir al podólogo

¿Tienes un problema? Ponte en contacto con nosotros y pide presupuesto sin compromiso

Contacto

7 motivos por los que acudir al podólogo

Veamos los principales motivos por los que acudir al podólogo. Si bien algunos son muy comunes, hay otros que no lo son tanto, pero que también los puedes solventar gracias al servicio de estos profesionales.

Descubre los motivos por los que acudir al podólogo

Recuerda que el podólogo es el profesional sanitario que, gracias a su título universitario y su experiencia, se convierte en la persona competente para el diagnóstico, el estudio y el tratamiento de todo problema que surja en los pies.

Así pues, si necesitas que un experto trate tus pies, los cuide, los proteja, los cure y los mantenga bonitos, aquí es donde has de acudir para que te vean y te ayuden en la solución de ciertas afecciones, por ejemplo.

Para ello, conviene contar con ayuda profesional de expertos que poseen el Grado en Podología y cuentan con la competencia legal y universitaria para realizar este tipo de tratamientos.  

Dicho esto, veamos cuáles son los problemas más habituales por los que los usuarios acuden al podólogo para recibir ayuda. toma buena nota, pues si sufres alguno de estos trastornos, aquí te podemos ayudar.

Durezas en los pies

Si bien suelen ser un problema más bien estético, también podrían estar originadas por algún tipo de patología, aunque no es lo común. Es normal que aparezcan, pues al caminar, dependiendo de la forma en que lo hagamos, y según el tipo de calzado que vestimos, es habitual que ciertas zonas de la piel del pie que es más castigada desarrolle estas citadas durezas.

Uñas encarnadas

Es un problema más común de lo que se piensa. Si bien originariamente pueden producirse por causas muy diversas, sí que suelen ser dolorosas y molestas, por ejemplo, si están motivadas por un corte no adecuado de las uñas. En cualquier caso, será el podólogo quien encuentre la solución adecuada.

Callos

Aparecen cuando hay un apoyo no adecuado del pie. Aunque también pueden presentarse por culpa de los roces. En cualquier caso, será el podólogo quien se encargue de eliminarlos una vez diagnostique el motivo por el que han aparecido.

Recordemos que, entre los cometidos de los podólogos, también está el educativo y orientativo. Así pues, ante los callos, sobre todo si aparecen por malos apoyos, los profesionales pueden aconsejar para que mejoremos en este sentido y sepamos cómo andar mejor, cómo apoyar bien el pie, qué tipos de calzados usar para que no aparezcan estos indeseados problemas, etc.

Papilomas

El tema de los papilomas es más delicado y peligroso. Se pueden confundir con los callos, pero no lo son y podrían acabar desarrollando trastornos más graves. Por eso será el profesional el que decida cómo lo aborda según su extensión y su localización concreta.

Mal olor de los pies

En efecto, el mal olor de los pies también puede ser resuelto por un podólogo. Se debe a que, en ocasiones, esto está provocado por los hongos. Así pues, requiere de un diagnóstico previo que solo puede hacer un profesional. Luego, si tiene solución, y en muchos casos así sucede, habrá un tratamiento adecuado para atajar la situación.

Cansancio y dolor

También es común sentir dolor y cansancio en los pies. Se debe a que hay algún problema en la estructura del pie, o a que no está realizando su función de forma correcta. Así pues, hace falta diagnosticar y tratar de forma profesional para que la situación desagradable no se agrave.   

Juanetes

Finalmente, también tenemos que hablar de los famosos y odiados juanetes. Si bien su nombre puede ser o parecer simpático, no así los síntomas y los problemas que de ellos subyacen.

La aparición de juanetes se hace más común a partir de los 40 años, y sobre todo en los pies de la mujer, aunque no son exclusivos de ella.

Acude al podólogo en cuanto notes cualquier problema en tus pies

Acudir al podólogo en cuanto notamos algún tipo de indisposición en nuestros pies es importante. Recordemos que estos problemas, a posteriori, se podrían ramificar y ser peligrosos, pues pueden afectar a otras partes de nuestro cuerpo, como la columna vertebral, la cadera, las piernas y sistema músculo esquelético en general.

Recuerda que, si tienen alguno de los motivos por los que acudir al podólogo o crees que hay algo no especificado aquí pero que te preocupa, conviene que nos contactes cuanto antes. Llámanos o escríbenos y coméntanos tus dudas para que nos podamos poner en marcha cuanto antes y encontremos la mejor vía de actuación para tratar tu caso concreto en breve lapso de tiempo.

Sea como fuere, ahora que sabes cuándo acudir a la clínica podológica, recuerda que nos puedes contactar para resolver cualquier duda que te asalte. Nuestro equipo experto encontrará la mejor solución a tu caso concreto.