Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

12 afecciones comunes que atiende el podólogo

¿Tienes un problema? Ponte en contacto con nosotros y pide presupuesto sin compromiso

Contacto

12 afecciones comunes que atiende el podólogo

Vamos a conocer las afecciones comunes que atiende el podólogo profesional de manera más común y habitual. Ahora bien, esto no quiere decir que no tratemos otras. Sin embargo, estas son las más habituales.

Afecciones comunes que atiende el podólogo

Por lo general, los pacientes que acuden a la clínica podológica suelen venir con problemas que, en mayor o menor medida, son muy habituales y comunes. Serían los siguientes:

Infección por hongos

Especialmente en verano, es habitual verlas en los pies de nuestros clientes. Diversos hongos invaden y se desarrollan en la queratina muerta, por lo general, ubicada en la piel, en las uñas y en el cabello. Hay varios tipos de estas infecciones llamadas fúngicas, y están divididos en grupos dependiendo de la clase de hongo. Para saber más, ya sabes que puedes contactarnos en cualquier momento.

Pie de atleta

Recibe el nombre en latín de tinea pedis y es una infección fúngica muy común en la piel. El hongo aparece en zonas húmedas y cálidas y se refugia entre los dedos de los pies o bien en la planta.

Entre los síntomas habituales podemos notar picazón, enrojecimiento, escamas o grietas que surgen entre los dedos. Además, la persona infectada suele caminar descalzada por encima de suelos contaminados o húmedos como duchas o piscinas.

Hongos en las uñas

Recibe el nombre de onicomicosis y aparece en el borde de las uñas, extendiéndose hasta su base. Se desarrolla a lo largo de mucho tiempo y altera la uña en sí, tanto en color como en tejido que la circunda. Al tomar fuerza, suele doler, en especial con el uso del calzado, ya que la zona se engrosa y se desprende.

Uña encarnada

Muy común, la onicocriptosis es una uña que se incrusta en el borde externo o interno del dedo del pie. Esto ocasiona notable dolor, inflamación de la zona y gran enrojecimiento. Suelen contribuir a su aparición el uso de zapatos mal ajustados, los cortes inadecuados o la elevada presión arterial.

Durezas

Son muy comunes y conocidas como hiperqueratosis. La lesión consiste en el engrosamiento de la capa externa de la queratina que hay en la piel más superficial. Así es como se forma una callosidad que surge para defenderse de la irritación, la fricción, la presión, la infección, la inflamación y las condiciones externas.

Helomas

Los helomas son las lesiones hiperqueratósicas, es decir, que producen un engrosamiento de capada de queratina, que crecen hacia adentro en forma de clavo. Al aparecer en una zona del pie, se sabe que se debe a una presión en exceso del hueso y del calzado que se porta.

Sudoración

También llamada hiperhidrosis, aparece cuando los pies sudan de forma excesiva, de manera incluso desproporcional en comparación con las necesidades fisiológicas para la regulación del cuerpo humano. Así pues, el paciente suda demasiado sin razón aparente.

Mal olor

También llamada bromhidrosis, aparece por culpa de la transpiración excesiva. Una parte importante de la población mundial sufre este problema. Y es que, dicho sudor, bien sea por hiperhidrosis o por otro motivo, como la acumulación de humedad entre dedos, debe ser tratado cuanto antes.

Piel seca

Recibe el nombre de anhidrosis y aparece cuando disminuye la sudoración del pie o directamente desaparece, aunque haya estímulos como el esfuerzo, el calor o el estrés.

Pie geriátrico

La presión que se produce sobre el pie a lo largo de la vida va provocando alteraciones vasculares y también articulares. Es decir, aparecen callosidades y deformidades en los dedos que deben ir siendo tratadas a medida que envejecemos.

Pie diabético

Es muy común. Aparece en aquellas personas que sufren previamente diabetes, es decir, que tienen unos niveles no adecuados de glucosa en sangre, aunque concurren otros factores de riesgo que el profesional tendrá en cuenta en el tratamiento. Igualmente se produce insensibilización de la zona y mala circulación.

Verrugas plantares

Las verrugas plantares también reciben el nombre de ojos de pescado. Se trata de una lesión cutánea que, si bien es benigna, puede provocar problemas, pues está relacionada con el papiloma humano.

El examen y diagnóstico es simple. Son afecciones cutáneas que se asemejan a callosidades, y que se podrían contagiar provocando una concurrencia masiva.

Estas son las afecciones más comunes que atiende el podólogo. Si consideras que necesitas ayuda con cualquiera de ellas, o con otras no especificadas en este listado, no tardes en contactarnos para concertar una cita en nuestra clínica. Estaremos encantados de cuidar de tus pies y de tu salud con el mimo y la profesionalidad que nos caracteriza.

Recuerda, la podología es medicina y, de hecho, los profesionales usamos un gran número de instrumentos, conocimientos y equipos para hacer nuestro trabajo. Ahora, si quieres contar con una clínica podológica experta y con notable experiencia, no dudes en contactarnos y ponerte en nuestras sabias manos para que encontremos la mejor solución a tu caso.

Sea como fuere, ahora que sabes cuándo acudir a la clínica podológica, recuerda que nos puedes contactar para resolver cualquier duda que te asalte. Nuestro equipo experto encontrará la mejor solución a tu caso concreto.

CLINICA PODOLOGICA HERMOSILLA PODOGRANDE

Calle de Hermosilla, 108

28009 Madrid

www.podogrande.com