Carrito de la compra

No hay productos en el carrito.

10 cuidados preventivos recomendados para tus pies

¿Tienes un problema? Ponte en contacto con nosotros y pide presupuesto sin compromiso

Contacto

10 cuidados preventivos recomendados para tus pies

Vamos a conocer los cuidados preventivos recomendados para tus pies, para que se mantengan en plena forma, saludables, evitando que pueda aparecer cualquier problema innecesario como heridas, callosidades, etc. 

Anota los cuidados preventivos recomendados para tus pies sanos

Dicho lo cual, arrancamos ya conociendo los cuidados que se recomiendan por parte de los podólogos expertos para que mantengas tus pies siempre sanos, correctamente cuidados y con notable salud para correr, hacer deporte, pasear o descansar sin que te duelan.

Recuerda que, prevenir es curar, y dicho esto, conoce estos esfuerzos que te ayudarán a evitar infecciones gracias a disponer de un pie sano y cuidado.

Asea tus pies todos los días

De hecho, debes lavarlos a conciencia a diario. Cuida los tobillos, las plantas, las uñas, los espacios entre los dedos y cualquier rincón en el que pudiera quedar algún resto de suciedad, sudor, etc. 

Haz un buen secado del pie

El siguiente paso tras el levado notable es el secado correcto. Recordemos que los excesos no son buenos para los pies. Por eso, la humedad y el calor hay que sacarlos cuanto antes de esta extremidad si queremos que esté en buen estado y que no se desarrollen problemas de cara al futuro. 

Además, también hay que retirar todo resto de jabón, ya que estos elementos son muy proclives a favorecer la proliferación y aparición de bacterias y hongos. 

Recuerda que, al secar, también hay que ir con sumo cuidado en las zonas entre los dedos, pues son espacios estrechos a los que se llega con mayor dificultad. De ahí que sea necesario echar un rato hasta estar seguros de que ha quedado bien. 

Hidratación constante

Una crema hidratante específica para pies también es una buena opción para su bienestar y para su cuidado preventivo. Después de cada lavado, conviene utilizarla, en especial en la zona de los talones.

¿Por qué los talones? Porque aquí es donde más se reseca la piel, con la consiguiente aparición de grietas. Por eso bueno, pues en esas grietas también podrían aparecer en el futuro las temidas infecciones. 

Masajes al aplicar cremas hidratantes 

Ya que estamos, ¿por qué no aprovechar la hidratación para masajear también la zona y lograr que nuestros pies estén en mejor estado? Porque así relajamos la zona.

Para que el masaje sea lo más completo posible, conviene que dediquemos un buen rato y que vayamos desde el talón hasta el tobillo, pasando por el empeine y los dedos, de manera que no quede sitio sin crema y sin retoque. 

Cuida la pedicura de tu pie

Esto no significa que tengas que ir a un salón de belleza en el que dejen tus pies listos para concurso. Es mucho más sencillo que eso y lo podemos hacer en casa. Se trata de cortar las uñas de forma recta o cuadrada para que no produzcan problemas de crecimiento y no sean incómodas o dañen la piel. Hay que evitar que crezcan demasiado. 

Uso de calcetines naturales

Evitaremos fibras elaboradas que puedan hacer daño al pie. Para ello, lo mejor es el algodón, pues las fibras sintéticas tienden a evitar que los pies transpiren como deben. 

Evitaremos las costuras de los calcetines, en especial, las muy marcadas, ya que provocan rozaduras y presiones molestas en la piel. 

Utiliza calzado cómodo 

El calzado ha de ser cómodo y muy adaptado y personalizado. Será conveniente a la anchura de nuestros pies, con planta acolchada y, a ser posible, almohadilla plantar que evite que se sobrecargue la zona. Los tacones demasiado altos y muy estrechos no son nada recomendables. Pueden deformar el pie y causar daños innecesarios.  

Haz ejercicio regularmente 

Es necesario tener los músculos, tendones y articulaciones en buena forma. Mover los dedos y girar los tobillos son ejercicios adecuados. 

Protección en espacios públicos

Cuando caminemos en chanclas, vayamos con cuidado. Además, conviene no caminar en zonas húmedas como piscinas o vestuarios descalzos, pues ahí hay caldos de cultivos importantes para que aparezcan hongos o verrugas plantares. 

Consultas podológicas

Acudamos a nuestra consulta podológica de forma periódica. Es importante saber que nuestros pies están en buena forma. Y, si aparece algún riesgo o problema, podremos repararlo cuanto antes, evitando así que lleguen males mayores.

No olvides nunca estos cuidados preventivos recomendados para tus pies. Y, recuerda, si necesitas una consulta de confianza, no tardes en contactar con nuestros expertos. Años de experiencia nos faculta para tratar todo tipo de problemas que se relacionen con la podología y con el bienestar de estas extremidades del cuerpo humano que tanto sufren.

CLINICA PODOLOGICA HERMOSILLA PODOGRANDE

Calle de Hermosilla, 108

28009 Madrid

www.podogrande.com